Blogia
El Rincón

Technosexual

Con Joost llega la tele de alta definición a la Red



La televisión ya no será lo mismo

 

Internet revoluciona nuestras vidas a pasos agigantados. La industria musical, la prensa escrita o incluso el negocio de la telefonía han sido protagonistas de las grandes transformaciones que se han producido en los medios de comunicación. Ahora, por lo visto, es a la televisión tradicional a quien, ironías del destino, le quedan dos telediarios.

La pareja formada por los nórdicos Niklas Zennstrom y Januus Friis, curtidos en la creación de programas bien conocidos como Kazaa y Skype, están a punto de lanzar un original y rompedor sistema de televisión que promete acabar con el modelo tradicional de emitir programas. El invento se llama Joost, pronúnciese "yuist", y es una televisión digital, gratuita, personalizada e interactiva.

De momento, lo que promete ser la próxima bomba de Internet está en pruebas y, tan sólo, se puede acceder a una versión beta del programa mediante invitación. La fecha de su lanzamiento continúa en el aire, aunque el diario International Herald Tribune ha anunciado que su estreno será inminente y durante esta primavera.

Por ahora, los programas que se emiten en la beta son de índole variada  (conciertos, canales temáticos, documentales de National Geographic...), aunque el plato fuerte se espera en su apertura al gran público, que contará con los programas de CBS -una de las cadenas norteamericanas de más audiencia y espacio donde emiten CSI -,  Viacom -famosa por su demanda a Youtube de 1.000 millones de dólares por colgar en sus páginas series y películas suyas-  y, también, con la omnipresente MTV.

 El sistema  publicitario es otro de los cambios de los que seremos testigos. En lugar de interrumpir el programa, los anuncios aparecerán al principio y al final de lo que queramos ver. Los anunciantes se aprovecharán de la interactividad del medio y, a su vez, prometen que serán spots selectos según nuestros hábitos de consumo.Se espera que Joost sea uno de los canales mediáticos con mayor audiencia en un futuro, por lo que anunciantes como Nike, Coca Cola, Visa o General Motors ya se han embarcado en la aventura. Muchos han firmado por un período de prueba de tres meses, un margen sensato en caso de que el negocio no funcione.  

Las diferencias con Youtube son notables: televisión hecha por profesionales del medio y no por los usuarios, los canales adscritos serán los que aseguren la alta calidad de los videos y, por tanto, que sus imágenes sean emitidas en alta definición. Por el momento, los creadores han declarado que el espectador no tendrá en su PC  el programa entero,  sino una pequeña parte, y que compartirán el ancho de banda con el resto de los usuarios.

Con Joost ya no habrá excusas para hablar de la mediocridad de la tele y de que no hay opción más allá de la telebasura. Aunque, visto lo visto -el nacimiento de la infanta Sofía, lo más demandado por el público español estos días-, yo  apostaría que aunque tengamos televisión a la carta, los programas que elegirá la audiencia no variarán demasiado.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

10 años de blogs

 

Aparte de lluvias mil, abril no sólo es el mes en que se celebra la Semana Santa, la Feria de Sevilla, el Día del Libro y demás celebraciones de raigambre carpetovetónica. Durante este mes, el mundo de las bitácoras digitales conmemora su primera década con nosotros y, como miembro bloguero que soy, he creído necesario dedicarle un pequeño post a este fenómeno que crece como la pólvora. Hagamos un poco de historia:

 Antes de que los blogs se hicieran populares, existían comunidades digitales (USENET), que eran grupos de noticias moderados donde la gente discutía sobre temas variados. A principios de los noventa triunfaron programas para crear foros como por ejemplo WebEx. Estos posibilitaban conversaciones con hilos, que eran mensajes relacionados con un tema del foro.

Allá por 1997, Dave Winer, un iluminado programador norteamericano, creó lo que según los estudiosos del ciberespacio consideran  el primer blog de la red, el Scripting News; éste consistía en breves posts sobre alguna noticia o curiosidad encontrada en la web que generalmente versaba sobre temas políticos o tecnológicos,  todo ello envuelto en  un diseño muy básico.

 

En diciembre de ese mismo año, John Barger, creador de La sabiduría robótica, utilizaría por primera vez la palabra weblog, web de ideas, para referirse a este tipo de páginas; aunque fue Peter Melholz quien finalmente reduciría la palabra a blog, que es la que ha tenido mayor popularidad por el momento, y que ha sido el germen de la Web 2.0 tan interactiva que disfrutamos ahora.

 

En muy poco tiempo, esta herramienta de publicación de noticias, opiniones o simples curiosidades se ha extendido por todo el mundo –Technorati tiene indexados 73 millones de cuadernos de bitácora- y ha permitido que los pensamientos de  una persona anónima puedan llegar a tener una influencia hasta ahora reservada exclusivamente a los medios de comunicación masiva.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres