Blogia

El Rincón

10 años de blogs

 

Aparte de lluvias mil, abril no sólo es el mes en que se celebra la Semana Santa, la Feria de Sevilla, el Día del Libro y demás celebraciones de raigambre carpetovetónica. Durante este mes, el mundo de las bitácoras digitales conmemora su primera década con nosotros y, como miembro bloguero que soy, he creído necesario dedicarle un pequeño post a este fenómeno que crece como la pólvora. Hagamos un poco de historia:

 Antes de que los blogs se hicieran populares, existían comunidades digitales (USENET), que eran grupos de noticias moderados donde la gente discutía sobre temas variados. A principios de los noventa triunfaron programas para crear foros como por ejemplo WebEx. Estos posibilitaban conversaciones con hilos, que eran mensajes relacionados con un tema del foro.

Allá por 1997, Dave Winer, un iluminado programador norteamericano, creó lo que según los estudiosos del ciberespacio consideran  el primer blog de la red, el Scripting News; éste consistía en breves posts sobre alguna noticia o curiosidad encontrada en la web que generalmente versaba sobre temas políticos o tecnológicos,  todo ello envuelto en  un diseño muy básico.

 

En diciembre de ese mismo año, John Barger, creador de La sabiduría robótica, utilizaría por primera vez la palabra weblog, web de ideas, para referirse a este tipo de páginas; aunque fue Peter Melholz quien finalmente reduciría la palabra a blog, que es la que ha tenido mayor popularidad por el momento, y que ha sido el germen de la Web 2.0 tan interactiva que disfrutamos ahora.

 

En muy poco tiempo, esta herramienta de publicación de noticias, opiniones o simples curiosidades se ha extendido por todo el mundo –Technorati tiene indexados 73 millones de cuadernos de bitácora- y ha permitido que los pensamientos de  una persona anónima puedan llegar a tener una influencia hasta ahora reservada exclusivamente a los medios de comunicación masiva.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Cuando el río crece...

El Ebro a su paso por la Expo, foto tomada a mediodía

 

La imagen muestra el impresionante aspecto del Ebro a su paso por Zaragoza. Se trata del segundo gran repunte del caudal en lo que va de año. Según la Confederación Hidrográfica del Ebro, la altura máxima ha llegado a los 5'09 metros, medida ligeramente inferior a la que provocó la gran avenida de 2003. En esa ocasión se rozaron los seis metros.

 

La situación, dicen, está controlada y remitirá a partir del Viernes Santo en la capital aragonesa. A partir de ahí, la crecida se encaminará a los pueblos de El Burgo, Osera Pina, Quinto, Sástago y Escatrón, y abandonará Aragón el sábado o el domingo.

 

 Aprovechando la anomalía, desde el Levante y desde los informativos de Antena 3 han vuelto a poner el grito en el cielo ante tamaño despilfarro de agua hacia el mar, y pregonan lo útil que sería el trasvase. ¿Se atreverán a decir lo mismo cuando lleguen los meses de verano y el Ebro pueda cruzarse a pie?

Infografía

La rocambolesca entrevista a Aznar en el Gran Premio de Australia

 

Ocurrió durante la carrera de Fórmula 1 en Melbourne, Australia. Nuestro Fernando Alonso quedó segundo y Raikonnen, ganador de la prueba,  aseguró que estuvo a punto de quedarse dormido a diez vueltas del final por falta de concentración.  Entre los asistentes se encontraba uno de los protagonistas del famoso trío de las Azores, totalmente ajeno a las protestas globales que se llevaban a cabo por el cuarto aniversario de la Guerra de Irak. Para los que no entendáis la lengua de Shakespeare, ésto fue lo que pasó:

 

El magnate de la Formula 1, Bernie Eclestone, avisa al comentarista del canal británico ITV, Martin Brudle, de que  el “primer ministro español” se encuentra a pie de pista por si desea hacerle una entrevista. El periodista va en su busca, pero en ese momento se da cuenta de que no sabe quien es y recrimina a Eclestone por dejarle “colgado”. 

 

Eclestone reaparece en escena y le indica quien es el “primer ministro”, y el reportero estrecha al fin la mano de Aznar: “Encantado de conocerle. Creo que ha sido una presentación muy poco formal”, le dice el periodista a Aznar.

 

En inglés, con un acento entre muy particular y muy texano, Aznar contesta: "Estoy muy feliz de estar aquí y felicito a Bernie Eclestone por la organización que es fantástica", a lo que el comentarista responde "si que es fantástica, que tenga un buen día". En ese momento se gira, desaparece de escena fulminantemente y deja al "primer ministro" con la palabra en la boca.

 

Atención, ¡nitrógeno líquido para envolver un coco!



Por fin en el ciberespacio, y es que las cosas de palacio van despacio.

Para aquellos adictos a nuestros métodos de trabajo, aquí os dejo el enlace del programa que hicimos en el taller de radio. Caleidoscopio fue el nombre que dimos a esta maravilla de magazín vespertino y se encuentra colgado por secciones en la web de Manu, más concretamente en su Rincón del Suricato. Bueno, espero que lo disfrutéis y vuestras carcajadas no sean muy estentóreas. Los presentadores fueron Cristina Pérez y Manuel Del Diego, y sus colaboradores: Guillermo Pemán, Fernando De Meer, Jaime Oriz, José Vicente y Lorena Jiménez.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

La derecha más rancia vuelve a tomar las calles madrileñas

 

Horas antes del inicio de la marcha, en la plaza de la República Dominicana de Madrid seguían acudiendo ciudadanos a colocar flores y velas en recuerdo de las 25 víctimas mortales del etarra. Algunos de los asistentes ya llevaban el lazo azul en sus solapas.

Algunos nostálgicos de otro tiempo cantaban el 'Cara al sol' y otros, más por curiosidad que otra cosa, sacaban sus móviles para fotografiar el 'altar' allí instalado. Una mujer expresaba sus deseos de éxito para la manifestación de esta tarde y si no "saldremos todos los sábados para cambiar este Gobierno".

Con estos párrafos que ponen los pelos de punta, acababa El Mundo digital su información sobre la manifestación de derribo al gobierno de Zapatero. Dios nos coja confesados. No me puedo resistir y aquí os copio íntegramente las acertadísimas reflexiones que ha hecho Arsenio Escolar, director del diario gratuito 20 minutos, en su blog  ¡Que paren las máquinas!:

¿Qué pretende el PP con la manifestación de esta tarde, la más importante de la historia de España según su líder, Mariano Rajoy? ¿Qué objetivos persigue?

Enumeremos algunas hipótesis:

1-Lo que dice el lema oficial de la marcha: 'España por la libertad. No más cesiones a ETA'. Es decir, impedir cualquier otro intento del Gobierno de reanudar los contactos con ETA. Oficialmente están suspendidos desde el atentado de Barajas, pero en la dirección del PP se sospecha que no es así.

2-Centrar todo el debate político hasta las elecciones en el tema vasco, en el fracaso (por lo menos hasta ahora) del mayor objetivo político de Zapatero como presidente del Gobierno: que ETA dejara las armas.

3-Trasladar crispación a la calle, enrarecer el ambiente político para obtener beneficios electorales en las próximas citas municipales, autonómicas y generales.

4-Impedir que se hable del 11-M, ahora que en el juicio se está derrumbando toda la teoría de la conspiración con que se quería salvar la cara al Gobierno de Aznar de aquellos días y a su ministro del Interior, Ángel Acebes.

5-Impedir que se hable de cualquier otro asunto público que beneficie al Gobierno (la buena situación económica, las leyes sociales puestas en marcha por los socialistas durante la legislatura...) o que perjudique el propio PP (los casos de corrupción municipal y autonómica, por ejemplo).

6-Acorralar al Gobierno, cercarlo, debilitarlo.

7-Derrumbar al Gobierno ("ya no vale", dijo Rajoy), obligarle a adelantar las elecciones generales, incluso a pegarlas a las autonómicas y municipales del 27 de mayo, para jugarse el equipo de Rajoy todo a una sola baza.

Entrevista a El Columpio Asesino

“A veces nos tratan como a un grupo de culto pero, en realidad, somos más de pueblo que las alcachofas”

Iñigo y Albaro, miembros de El Columpio Asesino

 

Tras seis años de espera -la última vez que tocaron fue en la tienda FNAC-, el grupo pamplonica se dejó caer por la ciudad maña para presentar su segundo álbum, De mi sangre a tus cuchillas. El concierto fue en el Centro Cívico Delicias, y ahí acudieron unos doscientos jóvenes indies que disfrutaron de lo lindo de las irreverencias de esta banda inclasificable.

 

Las escaleras del  backstage sirven de escenario improvisado para la entrevista. En ella, Albaro (batería y voz) e Iñigo (txalaparta), comienzan por desmentir que el nombre de su grupo provenga de un corto bielorruso. "Un día, un tío muy gracioso nos entrevistó para una revista  con preguntas muy irreverentes, y, por supuesto, las contestaciones estuvieron a la altura", explica Albaro tratando de quitar hierro intelectual al asunto.  Iñigo interviene poco en la conversación, se le ve feliz con su katxi de cerveza. Ambos coinciden en que son un grupo de pueblo sin más.

 

Sin embargo, si que sienten una afición fuera de lo común por el cine, en especial al  que hace el polifacético Jodorowski, al cual descubrió Albaro mientras estaba en una crisis política y espiritual, en la que no creía en nada. "Lo que más me marcó fue que me abrió un camino hacia el Zen, y desde allí me metí en su mundo artístico, películas, libros y demás campos". El título de su segundo album "De mi sangre a tus cuchillas"  proviene de una enigmática frase que escribió el director de El topo, cuando miembros del grupo acudieron a una firma sus libros.

 

 Se les ha tachado de provocadores por unas letras que para algunos pueden resultar lascivas y misóginas. Albaro se defiende y afirma que la "suciedad también puede tener belleza", que les gusta expresarse en estos términos "guarros" y no lo consideran una provocación. Se refieren en concreto a un tema llamado "Zorra"."Hablamos de lo sometidos que estamos ante la belleza de las mujeres. En el fondo esa forma de decirlo es como la pataleta de un niño, una manera muy instintiva de quejarte de lo que no consigues", añade Albaro. Iñaki zanja las acusaciones de misoginia diciendo que las mujeres lo son todo para él.

 

Evitan que se les encasille en un estilo concreto. "Puede que seamos más indie que otra cosa", resalta Albaro, amparándose en lo amplio del cajón de sastre que es, ser  alternativo. Hay gente que les pone la etiqueta de punks, y si, reconocen que algo de punks tienen, al menos en que ellos se lo "guisan todo". Sin embargo, no ven ese espíritu punk ni en sus discos ni en su público.

 

Cuando se les pregunta por su gira mexicana -acaban de volver de ella - a ambos se les alegra el rostro. Aseguran que ha sido increíble y que todo ha ido perfecto. El vocalista invita al público español a quitarse los prejuicios sobre tierras centroamericanas, ya "que son países que en el aspecto humano están muy por encima de España. Es una gente muy amable, de lo más pasional". Iñigo afirma que vio volar en más de una ocasión sujetadores por el escenario. Albaro replica a su compañero que no exagere, y echa la culpa al ácido que dice que toma de continuo.

 

Los dos animan a otras bandas españolas a que se atrevan a buscar su propio sonido y no sean una simple copia de bandas de moda extranjeras. "Ahora se pone de moda un grupo en Inglaterra y te salen 100 grupos parecidos en todos los países", se queja Iñigo.

 

Su nuevo disco, aseguran, dará un giro radical; será más personal, introducirán toques surrealistas y dejarán un poco de lado los sonidos electrónicos por contrabajos y xilófonos. "Queremos que suene todo más orgánico, que las canciones sean más pausadas", concluye Albaro. Por el momento no tienen  fecha para su grabación. Sólo es algo que tienen "en mente", por lo que no descartan posibles cambios de ideas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Brett Easton Ellis, una pluma afilada


 

En el último siglo, el mundo de la literatura ha estado tan plagado de escritores que han hablado de sexo, drogas y violencia, que apenas encuentran reacción en el lector moderno. Sin embargo, la prosa de Brett Easton Ellis, cuajada de estos ingredientes y demás extravagancias, si que agita las conciencias los lectores actuales, y de qué manera; obra tras obra, Ellis se sigue erigiendo como el rey de la controversia y la transgresión.

 

Nacido en Los Angeles (1964) en el seno de una familia norteamericana de clase alta. Aunque acostumbrado al lujo desde los pañales, su infancia no fue en absoluto un lecho de rosas. Sufrió las desavenencias de un padre alcohólico y castrante, con el que nunca tuvo una buena relación. Los menosprecios fueron mutuos a lo largo de toda su vida. A pesar de ello, recibió una educación elitista que marcó de por vida la temática de sus novelas.

 

Su primera obra, Menos que cero,  la escribió a principios de los ochenta -eran sus primeros años de carrera de Filosofía y Letras- en la prestigiosa Bennington College de Vermont.  La novela, un cuento de jóvenes ricos que no demuestran afecto por nada y se destrozan unos a otros en una sociedad sin valores, impactó a los críticos sobremanera; muchos le bautizaron como el nuevo Hemingway, aupándole al estrellato, y proclamándole padrino de una nueva generación de escritores jóvenes nihilistas, entre ellos Jay McInerney y Tama Janowitz. Había nacido la Generación X literaria.

 

 

Encumbrado por un éxito tan temprano, Ellis se pierde entre noches de cocaína y juerga sin fin, en las altas esferas de la sociedad yuppie ochentera.  Es entonces cuando escribe las obras menores de su carrera. Una de ellas, Las reglas del juego,  sería llevada de manera magistral al cine por Roger Avery una década más tarde; la otra, serían unos relatos cortos,  Los confidentes, sobre jóvenes desorientados con mucho dinero, completamente amorales y superficiales. En varias de estas historias cortas aparecía la figura de un padre con la que los jóvenes no lograban comunicarse.

 

Sin embargo, la novela que le llevó al éxito, al mismo tiempo que a ser odiado hasta el punto de recibir amenazas de muerte, fue American Psycho (1991). En ella describe las vivencias de un ejecutivo de éxito; el Sueño Americano hecho carne, que, de la noche, a la mañana se convierte en asesino en serie. La novela narra con un grafismo explícito todo tipo de torturas y violaciones que realiza su protagonista, Patrick Bateman. Las críticas por parte de colectivos feministas y homosexuales, y no la que cabría esperar desde el sector considerado convencionalmente como puritano, fue lo que le dio gran fama de transgresor. Grupos feministas radicales la definieron "como una guía para descuartizar mujeres".

 

En su defensa, Ellis alegó que él, en el fondo, es un satirista con fines morales, y que su obra le sirvió para salir de una gran depresión motivada por los excesos que le había ocasionado la fama. La creación de esta novela, maldita para muchos, le ayudó a luchar contra los fantasmas de su agitado mundo interno.

 

La crítica literaria también le repartió lo suyo, y todos esos ataques sirvieron para que el autor se refugiara en sí mismo, huyera de la notoriedad y se negara a conceder entrevistas.

 

Parece ser que esta ira furibunda le afectó, pues los intervalos en la publicación de sus obras se fueron haciendo cada vez más largos. Siete años tardaría en sacar al mercado Glamourama, obra en la que  mezcló el mundo de la fama, las pasarelas y el terrorismo; más violencia, más drogas y más sexo. Los mismos ingredientes que en todas sus obras, sólo que esta vez ambientados en la haute couture. La crítica volvió a relegarle a un segundo plano; una prosa fría y escabrosa serían sus principales acusaciones.

 

 En 2005, Ellis sorprendió  a críticos y lectores con Lunar Park, publicada en España en 2006 por la editorial Mondadori. Su última obra es una falsa autobiografía en la que se describe como un personaje odioso lleno de excesos. Toma la imagen que de él tienen sus detractores y la introduce en el libro; vive en un barrio residencial con su familia; se le aparece Patrick Bateman, el psicópata de su creación, y todo comienza a tornarse pesadillesco. La obra va aderezada con todos los ingredientes ya mencionados, pero esta vez, se desprende un cierto sentimentalismo hacia la figura de su padre, como si quisiera reconciliarse  con él aunque haya muerto. Una novela exitosa en toda regla que ha demostrado que Ellis, pese a todo, sigue con la pluma bien afilada.

 

 

El boicot contra su obra surtió efecto, a medias

 

En 1991, la editorial Simon & Schuster no soportó las protestas contra American Psycho y rompió su contrato con él justo antes de su publicación. 

El rechazo de la obra no se produjo por los acostumbrados grupos moralistas religiosos siempre al acecho e ignorados por su previsible repetición. Fueron los grupos feministas norteamericanos los que tomaron el relevo por considerarla un manual para asesinar y mutilar mujeres. La novela levantó una polvareda parecida a los Versos Satánicos de Salman Rushdie, aunque ambas siguieran una temática diametralmente opuesta.

 

Ellis tuvo que buscarse una nueva editorial, Random House, aunque los sabotajes continuaron manchando de sangre los ejemplares en las librerías y dejando mensajes amenazantes en los contestadores del escritor y de sus allegados. Para agravar las cosas alguien sugirió que el detallismo de los asesinatos narrados solamente podía acceder de un diario real, algo con lo que Ellis jugó declarando que era la más autobiográfica de sus novelas.  No hay que decir que la promoción del libro le salió gratuita.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres